Congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora


María Bernarda Bütler
28 de mayo 1848 - 19 de mayo 1924

UNA VIDA

 

En Auw (Cantón Aargau-Suiza) nació la futura Madre María Bernarda, el día 28 de Mayo de 1848. Sus padres fueron  Enrique y Catalina Bütler. En el Bautismos recibió el nombre de Verena. Verena fue la cuarta entre ocho hijos, educados por sus padres sobre el fundamento de la fé, el amor, la misericordia y el respeto mutuo.

 

BAUTISMO

 

 

 

 

En la Iglesia Parroquial se puede admirar la linda Pila Bautismal en la que el 28 de Mayo de 1848 fue bautizada Verena Bütler.

 

 

 

 

INFANCIA

 

Verena creció amparada y protegida por sus buenos padres.
Desde su niñez mostró gran habilidad y constancia en el trabajo.
La naturaleza le fascinó y amó especialmente los juegos al aire libre. Su picardía infantil, no se detuvo ni en la puerta de la Iglesia.

 

EN LA ESCUELA

 

 

 Dentro de las paredes de la Escuela, Verena se sintió « como en una cárcel ».
La matemáticas no le interesaron  y la ortografía le pareció un arte inalcanzable.
Siempre fue una niña que amó la naturaleza; sus sentimientos  aspiraron hacia los Campos verdes y los prados en flor.

ABIERTA HACIA DIOS

 

 

 

 

Siempre viva y dedi-cada a los juegos, los interrumpía y corría a la Iglesia al toque de las campanas. Ya desde ese tiempo otra fuerza trabajó en su alma.

El día de su primera Comunión la marcó fuertemente; entendió el verdadero sentido del  Sacramento. Con sentimientos de fiesta recibí la santa comunión”, escribió.

 

LAMADA DE LA GRACIA HACIA
LA VIDA RELIGIOSA

 

 

 

 A pesar de sus sentimientos afectivos hacia un joven, Verena, ayudada  por la gracia de Dios  opta por la Vida Consagrada. Atraída por la persona de Jesús se  decide hablar  con sus padres sobre este deseo.

Acompañada por su hermana mayor, Catalina, en 1866 tocó a las puertas del Convento de Menzingen en donde aún residen las Hermanas de la Santa Cruz.

 

 

NOSTALGIA DE SU FAMILIA

 

Después de pocos días de estar en el Convento de Menzingen, sintió gran nostalgia y deseo de otro estilo de vida. En momentos de oración oyó en su interior una voz que le dijo : «No te llamé a este lugar; regresa a tu casa…» Entonces pidió avisar a su familia.

Pasada una semana, los padres la buscaron y ella regresó feliz  a su casa.

 

 

INGRESO AL MONASTERIO

 

 

 

 Verena estuvo abierta a la llamada de Dios. Se dejó orientar por un sacerdote Piadoso y éste le indicó el camino al Convento de María Hilf – Altstätten.

El convento era pobre y conformado por pocas Hermanas, en su mayoría ancianas. Este lugar la atrajo mucho e inmediatamente pidió ser admitida.
Esta vez la acompañó su hermano Enrique. Era el día 12 de noviembre de 1867. Verena tenía  19 años.

 

TRABAJO EN EL JARDÍN Y EN LOS CAMPO

 

 

 

Al inicar el Noviciado, recibió el nombre de “María Bernarda del Inmaculado Corazónde María”. Este tiempo fue para ella un verdadero regalo de Dios. Pudo encontrarlo en la Oración y en el cuidado de las Hermanas ancianas. Sobre todo, amó el silencio y el tiempo de meditación. También en la naturaleza se sintió amparada por Dios.

 

 

ELEGIDA COMO SUPERIORA

 

 

Pocos años después de su Profesión Solemne, María Bernarda asumió los cargos de Administradora y Ecóno-ma del Convento. Fue muy apreciada por las Hermanas y por eso la eligieron como Vicaria de la Superiora y Maestra de Novicias.

En posterior elección,  como Superiora de todo el Monasterio, servicio que asumió con toda responsabilidad, actuando con  gran dedicación en bien de la Comunidad y reformadora del mismo.

 

 

VIDA EN ESPIRITU DE PENITENCIA

 

María Bernarda llevó una vida según el espíritu de San Francisco. Las palabras del Santo Evangelio la acompañaron toda su vida.

Un texto preferido por ella fue el de la Primera Carta a los Corintios, especialmente el Capítulo 13, que termina con la siguiente frase:

“Al final permanecen la fe, la esperanza y la caridad,estas tres. Pero la mayor de  todas ellas es el amor”.

 

 

INICIO DEL REZO DE LAS HORAS LITÚRGICAS (BREVIARIO)

 

Bajo los incentivos y la perseverante insistencia ante las autoridades eclesiásticas, la Madre Bernarda pudo introducir en el Convento el rezo de las “Horas Litúrgicas”. Mientras rezaba el Breviario, pudo satisfacer el gran deseo de rezar en comunión con toda la Iglesia y por toda la humanidad.

Los frutos y la bendición de la oración asidua, no tardaron. Se multiplicaron los pedidos de nuevas vocaciones para ingresar en el Monasterio.

 

DON PAR LOS POBRES

 

 

 

El trabajo asiduo y responsable de la Madre Bernarda, logró muchas mejoras en el Convento. Fue restaurado todo el edificio y a las Hermanas no faltó lo necesario para la vida.

Su amor hacia los necesitados y la forma personal de vida austera, la impulsó a compartir con los demás. En la puerta del Monasterio ella acogió con amor a los que pedían algo.

 

 

LUCHA, ORACIÓN Y DECISIÓN

 

 

 Un sacerdote misionero, el Padre Buenaventura, visitó el Monasterio. Por él se enteraron las Hermanas del trabajo misionero en el Ecuador y que Monseñor Pedro Shumacher, necesitaba misioneras para su Diócesis. Después de un tiempo de mucha oración en la que las Hermanas escrutaron la voluntad de Dios, dieron la buena noticia al Obispo de Portoviejo, que siete Hermanas estaban dispuestas para prestar sus servicios misioneros.

 

 

VIAJE AL ECUADOR

 

 

 

En el año de 1888, el 19 de Junio, la Madre Bernarda Bütler y sus compañeras dejaron el Convento de Altstätten para dirigirse a la misión en el Ecuador.
En Chone –Ecuador, iniciaron su acción Evangelizadora, en educación,  catequesis, salud y promoción humana.

En el año 1895 la revolución anticlerical obligó a las Hermanas a dejar estas tierras y huir hacia Cartagena - Colombia.

 

 

DESEO DE VIVIR EN UN CONVENTO

 

 

 

Después de un fatigoso viaje, el pequeño grupo de Hermanas deseaban tener un hogar que pudieran llamar Convento. Una casa pobre de madera y bambú, una capillita y dos austeros dormitorios conformaron el Convento  de Chone, llamado “Santa Clara”.

 

 

EDUCACIÓN Y ESCUELA

 

Tan pronto las Hermanas aprendieron el idioma, iniciaron la educación de los niños. La sombra de un árbol fue el techo, la rica naturaleza ofreció el material didáctico y la pobreza les hizo compañía.

La gente estaba sedienta de Dios, de amor y dedicación. Las Hermanas intentaron en sencillez y pobreza, saciar esta gran sed.

 

 

CAMPOS DE MISIÓN

 

 

Desde el Convento de María Hilf llegaron siete Hermanas jóvenes para ayudar en la gran tarea misionera. Así la Madre Bernarda pudo enviar Hermanas a las nuevas Filiales de Santa Ana y Canoa.

El pueblo acogió  con gran alegría a las Hermanas, les hizo pequeñas donaciones y les regaló algunos  alimentos. Los niños recibieron educación Primaria y los fundamentos  de la Fe cristiana.

 

 

REVOLUCIÓN Y DESPEDIDA

 

En 1895 estalló una Revolución en Ecuador que afectó gravemente a los Misioneos. El Señor Obispo y la mayoría de los sacerdotes huyeron del país.

Las valientes Hermanas, que amaban mucho al pueblo, tuvieron así mismo que salir repentinamente y abandonaron el campos de trabajo, dejando la semilla en cada una de los tres pueblos que acompañaron durante estos años. En un viaje de muchas peripecias, decidieron dirigirse a Cartagena-Colombia, ayudadas por los Padres Salvatorianos.

 

 

 

RETOMANDO EL CAMINO MISIONERO DE LA CONGREGACIÓN

Ecuador fue escogido por la divina providencia para sembrar la semilla misionera del árbol franciscano-bernardino; por esta razón al Ecuador se le considera, país primogénito misionero de la congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora.

 


        

           

 

 

 

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA REFUNDACIÓN DE LA CONGREGACIÓN EN ECUADOR

En el año 1968 Monseñor Jorge Mosquera, Vicario Apostólico de Zamora dirigió una petición a las Superiores Mayores de nuestra Congregación en Colombia, para conseguir un grupo de Hermanas para el trabajo misionero en su Vicariato. En el Capítulo Extraordinario en Asís en este mismo año se reflexionó sobre esta  petición. La Madre Olivia Osl, entonces Superiora Provincial en la Provincia  San José de Austria, se entusiasmó y asumió el compromiso de una fundación en estas tierras ecuatorianas. Siguió un tiempo de preparación, reflexión y contactos para iniciar la obra en colaboración con la Diócesis de Felkirch Austria, quien junto con un Sacerdote, voluntarios seglares y  juntamente con nuestras Hermanas trabajarían en  equipo.

 

A fines del mes de Febrero de 1972 llegaron al puerto de Guayaquil las Hermanas.  El 1° de Marzo firmaron el primer contrato entre el Obispo del Vicariato de Zamora, Monseñor Jorge Mosquera y Monseñor Bruno Wechner, Obispo de  la Diócesis de Felkirch y la Provincial de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora de Austria.

 

En este contrato el Obispo de Zamora transfiere a las Hermanas la dirección de la Escuela de  Lideres de Zamora, y la colaboración como equipo móvil en la fundación y desarrollo de las comunidades cristianas entre indígenas Shuar, Saraguros y colonos del Valle de Nangaritza.

 

La escuela de líderes funcionó como internado para niñas indígenas y colonas de pueblos alejados de los establecimientos de educación. El objetivo era darles una base de educación en cultura general y sobre todo en formación religiosa, para colaborar en sus pueblos como  catequistas. La estructura de la escuela no estaba terminada y mucho menos bien equipada. Las Hermanas pasaron muchas dificultades, y trabajaron día y noche para poder iniciar el primer curso el día 25 de Mayo de 1972, aunque la construcción no estaba terminada. Dos años más tarde  se iniciará el centro de formación Artesanal “Julius Doepfner” que se encuentra sirviendo y formando a la mujer zamorana.

 

 

 

En Agosto del mismo año llegó el Padre Misionero Luis Ricardo Flatz, de la Diócesis de  Felkirch para integrarse al equipo misionero.

 

 

 

 

 

Los caminos de acceso a los diferente pueblos para evangelizar  son muy difíciles. Toca a los misioneros ir en acémilas hasta ciertos lugares y luego toma botes (Son sencillas canoas) para viajar por el río Nangaritza algunas horas; después seguir por picas  de selva virgen hasta llegar a la actual población de Guayzimi. Aquí se establece la primera Fraternidad de la Delegación de las Hnas. Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora. Zamora dependía de la fraternidad de Guayzimi.  Queda entonces Zamora como segunda fraternidad, conformada por las nuevas hermanas que vinieron desde Colombia a reforzar esta fundación.

 

 

 

El 26 de Enero de 1982 se autoriza por parte del ministerio de Educación y Cultura para el funcionamiento del COLEGIO PARTICULAR “MADRE BERNARDA BUTLER”.

 

Para la nueva fundación que se tiene proyectada vienen hermanas del Brasil.  EL 19 DE Marzo de 1985 se funda la nueva casa en Loja: “HOGAR SOCIAL REINA DEL CISNE” Aquí las hermanas se encargarán de un Dispensario médico popular y la promoción de la mujer.

El día 22 de Agosto de 1985 se inaugura otra casa en Chuquiribamba, parroquia rural del cantón Loja. Aquí las Hermanas trabajarán el colegio Fisco-misional San “Vicente Ferrer” y atenderán la parroquia.

La presencia de las Hermanas en las parroquias antes mencionadas, son motivo de  inquietud para las jóvenes nativas de  aquellos lugares, que empiezan a pedir para formar parte de esta comunidad, y es así como se inicia el proceso formativo de las nuevas vocaciones ecuatorianas que empiezan a surgir. En el año 1987 se inicia el Postulantado en Loja, con un grupo de 6 jóvenes.

El día 19 de Marzo de 1987 son recibidas las nuevas Hermanas que iniciarán la nueva casa en Bucay, provincia del Guayas. La misión de las Hermanas será la pastoral catequética y parroquial, como también prestarán sus servicios en el campo de la salud y social. Aquí funcionará más tarde el Postulantado de la Delegación y se incrementará una obra educativa.

Al cumplirse el primer centenario de nuestra querida Congregación, las Hermanas decidieron regresar a los lugares donde se inició la Congregación en el año 1888: Chone, Santa Ana y Canoa. Esta fue interrumpida por la  revolución liberal del General Eloy Alfaro, quien asume la presidencia en Ecuador y expulsa a los misioneros extranjeros, obligando a las Hermanas a salir a buscar nuevos campos de misión. Es el motivo por el que se suspende  la presencia de la Congregación en este país y retornan en el año 1972.   Se asume la fundación de Santa Ana, aquí las Hermanas se dedicarán a la pastoral Parroquial, catequética, juvenil, de salud.

Las exigencias para la formación y la necesidad de tener una casa en la capital para los trámites legales obligo a la Delegación tener una nueva fundación en Quito; esta será la sede  de la Delegación y casa de  Noviciado.  Tuvo inicio el 4 de Noviembre de 1992.

En 1995 se hace una nueva fundación en el cantón Chinchipe, parroquia de Zumba  con territorio muy extenso. Aquí las hermanas trabajarán junto con el párroco en misiones, y la pastoral parroquial: formación de catequistas, pastoral juvenil, infantil, organizaciones sociales.

Como respuesta a la Beatificación de nuestra Madre Fundadora se realizó la fundación en la parroquia de Canoa. No hay Sacerdote permanente, sólo atiende cada quince días con la celebración de la Santa Misa. Las Hermanas se encargarán de organizar las pastorales, tanto del centro urbano, como rural, asumen toda la actividad pastoral en coordinación con el Párroco de San Vicente.

La Fraternidad de San Miguel, fue Fundada el 19 de junio del 2005, por solicitud de un grupo de parroquianos interesados de llevar a la comunidad para atender a los Adultos Mayores a domicilio, muchos de ellos en abandono y desprotegidos aún de sus propias familias. Las Hermanas al lado de esta misión han ido asumiendo otros trabajos pastorales con niños, jóvenes y adultos.

En julio del 2012 se firmó el convenio con el Señor Obispo de Guaranda por tres años para continuar con la misión en la pastoral parroquial y el Adulto Mayor.

 

DÍA 19 DE MAYO DE 2006

ERRECCIÓN DE LA PROVINCIA “MADRE BERNARDA”- ECUADOR

Con gran solemnidad y participación de las fraternidades de la Delegación, representación de las provincias de Colombia, celebramos con laudes la fiesta de la Beata Madre María Bernarda, unidas  a toda la Congregación en oración, pidiendo muchas bendiciones para cada hermana y muy especialmente para esta nueva provincia que lleva su nombre.

A las 10 a.m. se realizo en la Iglesia San José Obrero del Comité del Pueblo la Santa Eucaristía con la participación de los Obispos Sacerdotes y Hermanas de las siguientes fraternidades.

 

Hoy la dimensión espiritual, fraterna y jurídica de nuestra familia Congregacional se ensancha, cuando se erige la sexta provincia.

 

La Hna. Marines Burín, en calidad de Superiora General toma las palabras de nuestra fundadora Madre Bernarda, y se dirige al Consejo Provincial diciéndoles: “les entrego esta porción del rebaño de Cristo. Velen para que ninguna de las que Dios ha llamado en nuestra familia, se pierda por falta de cuidado. Sean Madres, animadoras, orientadoras y guías de todas las Hermanas en su vivencia  Consagrada. Sean impulsoras de la vida y misión, en fidelidad a nuestro carisma”.

 

Luego se dirige a todas las Hermanas diciendo “Busquen formar  con su Gobierno provincial un solo corazón y una sola alma, con su vivencia fiel y entregada, sean fuente de alabanza a Dios y bendición para todo el pueblo. Las felicitamos y deseamos que el espíritu del Señor las plenifique, las guie y fortalezca en la misión que Dios y la Congregación les encarga y que Ustedes generosamente acaban de asumir”.

La Hermana Marines BurÍn  se dirige a la Hna. Consilia Hofer diciendo que ellas como provincia Europea han retomado la audacia misionera de nuestra Beata Fundadora  al regresar a estas benditas tierras del Ecuador, han gestado y acompañado con maternal cariño y han visto crecer y desarrollarse esta porción de la Congregación.  Este cirio representa la nueva Provincia con sus miembros, quienes con el carisma de la Madre Bernarda, han de dinamizar esta porción del Ecuador.

Finalmente en nombre de la Congregación, la Hna, Marinés Burín, le expresa su profundo agradecimiento que desea lo haga expresivo a todas las Hermanas de la Provincia Madre de San José, por todo el aporte humano, espiritual y material que fue invertido para darle consistencia, formación y dinamismo. También desea que el dador de todo bien les retribuya en bendiciones y gracias por todos sus desvelos durante 34 largos años.

La Hna. María Elisa Hincapié, hace la lectura del decreto de Erección de la provincia.

Seguidamente lee el Acta de Nombramiento y posesión del Gobierno Provincial, la cual es firmada por la Superiora General, y cada una de los miembros del Consejo Provincial, quedando constituido de la siguiente manera:

 

HNA. MARÍA DORY ZAPATA MARÍN                   SUPERIORA PROVINCIAL

HNA. LUZ MARÍA CARAGUAY OROSCO              VICARIA PROVINCIAL

HNA. MARÍA DEL CISNE REMACHE                   CONSEJERA PROVINCIAL

HNA. MARÍA DEL SOCOR                                 CONSEJERA PROVINCIAL

HNA. YAQUELINE ÁREVALO ALVARAD               CONSEJERA PROVINCIAL

 

A continuación de la Eucaristía se realizó una caminata misionera hasta la casa, con pancartas y una carroza que las Hermanas de la Fraternidad de Zamora arreglaron; durante el trayecto se cantaron canciones misioneras.

En la Mansión de la Colina se efectuó el almuerzo fraterno para todos los asistentes.

Durante el almuerzo un grupo folklórico amenizó  con un programa de música ecuatoriana y escenificaciones de leyendas propias del Ecuador.

También nuestras Hermanas presentaron los bailes típicos y productos de las distintas regiones donde están ubicadas las fraternidades.

Finalmente a las 5 de la tarde se concluyó este día que quedará en la Historia de la Congregación.

 

Capítulo De Asuntos.- En abril del 2007 celebramos el Capítulo de Asuntos con el objetivo de elaborar el Directorio Provincial, teniendo como base el anterior de la Delegación y haciendo los ajustes respectivos como correspondía a la categoría de Provincia y teniendo en cuenta el Directorio General de la Congregación.

Celebración de la Canonización de  Santa María Bernarda, nuestra Fundadora.- Fue un tiempo de mucha interiorización del Carisma fundacional, de acción de gracias y alabanza por tan grande beneficio del Padre de las Misericordias. Desde todas las fraternidades se realizaron actividades de preparación con los diversos estamentos y grupos apostólicos con quienes se comparte la misión, así como la celebración en cada lugar en donde hacemos presencia. El día 12 de octubre fue canonizada en la plaza de San Pedro por el Papa Benedicto XVI. El mismo día un buen grupo de Hermanas y algunos laicos asistieron a  la celebración  en Nobol (Guayas) porque también se canonizaba ese día a la Beata Narcisa de Jesús.

A nivel de la Provincia realizamos la gran celebración en Portoviejo, acompañadas y presidida por el Señor Arzobispo, Monseñor Lorenzo Voltolini, y Monseñor Francisco Vera, Auxiliar y el Clero de esa querida Iglesia Particular, quienes le dieron toda la solemnidad y esplendor a dicho evento, que tuvo lugar el día 23 de noviembre del 2008 en la Catedral de dicha ciudad. Estos días tuvimos la presencia de 11 Hermanas de las Provincias Inmaculada Concepción y Santa Clara del Brasil, así como tres Hermanas de la Provincia de Medellín y un grupo de las queridas Franciscanas de María Inmaculada hijas de la Madre Caridad Brader; esta compañía nos llenó de alegría y sentido congregacional. También en la Catedral de Quito la celebración fue presidida por Monseñor Danilo Echeverría y solemnizada por el coro de los  franciscanos menores y también con la Familia Franciscana en Santa Clara.

Durante la homilía Monseñor Lorenzo Voltolini Esti, resalt la intrepidez misionera de esta nueva Santa, las virtudes que adornaron su vida sencilla, pobre, llena de caridad hacia Dios y el prójimo, mostrando cómo es posible hoy ser misioneras de la misericordia y como el llamado a la Santidad es para todos

 

 

VISITA CANÓNICA PROVINCIAL – Se realizó en los meses marzo, abril y mayo del 2008. Tuvo como objetivos:

a. Animarnos en nuestra consagración de discípulas-misioneras, hijas de Madre Bernarda, insertas en una realidad concreta, la ecuatoriana, y en una historia que nos pedirá cuentas.

b. Revisar nuestra Vida-Misión, a la luz del gran acontecimiento de la Canonización de nuestra Fundadora, de Aparecida y de la preparación del CAM3- COMLA 8,  celebrado  en agosto del  2008, en la ciudad de Quito.

c. Dinamizar la misión y las Obras, teniendo en cuenta las Opciones del XVI Capítulo General Ordinario, las orientaciones del Gobierno General y de la Iglesia para la vida consagrada hoy.

 

Chone, fue re- fundada, como una proyección de la Canonización de Santa María Bernarda el 19 de mayo de 2011, al cumplirse 123 años de la llegada de las pioneras guiadas por la Madre Bernarda, y a los 87 de la pascua eterna de nuestra Fundadora. 

 

 

 

 

 

I CAPÍTULO PROVINCIAL ORDINARIO

Celebrado del 23 al 29 de Enero del 2011

El objetivo del Capitulo es estudiar, reflexionar y tomar decisiones frente a la realidad que vivimos en lo que respecta  al cuidado de la naturaleza y reverencia con la creación, desde nuestro carisma Franciscano-Congregacional.

El I Capítulo Provincial Ordinario ha de ser una piedra fundamental en la edificación de la Provincia. De ahí que todas nos sintamos involucradas en la preparación, con los diversos aportes que estamos haciendo desde las fraternidades, con la oración permanente por esta intención y de modo muy particular durante la celebración del mismo en  la última semana del mes de enero del 2011.  ES UN TIEMPO DE GRACIA Y DE APERTURA AL ESPÍRITU. ES DEJARSE LLEVAR POR EL ESPÌRITU.

El lema asumido para nuestro primer Capítulo Provincial ordinario fue “DISCÍPULAS MISIONERAS AL CUIDADO DE LA CREACIÓN”.

Discípulas- Misioneras al cuidado de la creación, al estilo de Francisco de Asís, patrono de la ecología, hermano universal de toda persona humana y de todos los seres creados; al estilo también de Santa María Bernarda quien supo descubrir las huellas de Dios en toda la naturaleza, que hizo de su vida una sinfonía al amor de Dios, irradiado en  las creaturas.

 

 

VISITA CANÓNICA GENERAL. Realizada desde el 27de Enero al 20 de Marzo del 2012.

La Visita fue prepara con anterioridad con el tema “Nuevo enfoque de los votos en clave relacional”.

El documento encontró las puertas abiertas en cada hermana para permitir que la obra de Dios se realizara. Este caminar por la provincia estuvo iluminado por la huella de santidad de nuestra fundadora, una acción impregnada de la misericordia y la ternura evangélica. Fuimos animadas en la vivencia de nuestra consagración desde la luz de la Palabra y el Carisma Congregacional.

Este tiempo fue un paso salvador de Dios por la Provincia.

 

 

Visita Canónica Provincial del 15 de Junio – 27 Octubre

OBJETIVOS:

  1. Animar la vida espiritual, la vivencia de la vocación y las relaciones fraternas, teniendo en cuenta la caminada de la Vida Religiosa en la Iglesia, a nivel congregacional y provincial, según las cuatro relaciones.
  2. Revisar junto a las fraternidades el caminar misionero de las Obras, según numeral 96 de las Constituciones y Derecho Canónico 678,1 y el servicio misionero de “Obra en Pastoral”.
  3. Tener contacto con las personas allegadas a las Obras, autoridades eclesiásticas y civiles, según el caso, en los diversos lugares donde hacemos presencia.

 

 

 

 

 

 

 

HAGA CLICK PARA PASAR LAS DIAPOSITIVAS


Cipreses Nº 64-18 y Helechos • Teléfonos: 2807211 - 2807441 • provinciamadrebernarda@yahoo.es • QUITO - ECUADOR